Una adquisición es una situación en la que una compañía compra la mayoría o la totalidad de las acciones de otra compañía para tomar el control. Una adquisición ocurre cuando una compañía compradora obtiene más del 50% de la propiedad en una compañía objetivo. Como parte del intercambio, la empresa adquirente a menudo compra las acciones y otros activos de la compañía objetivo, lo que le permite a la empresa adquirir decisiones sobre los activos recién adquiridos sin la aprobación de los accionistas de la compañía objetivo.


Las empresas realizan adquisiciones por diversos motivos. Pueden buscar lograr economías de escala, mayor participación de mercado, mayor sinergia, reducción de costos o nuevas ofertas de nicho. Si desean expandir sus operaciones a otro país, comprar una compañía existente puede ser la única forma viable de ingresar a un mercado extranjero, o al menos la forma más fácil: el negocio comprado ya tendrá su propio personal (tanto laboral como administrativo). una marca y otros activos intangibles, lo que ayuda a garantizar que la empresa adquirente comience con una sólida base de clientes.


Si deseas realizar una adquisición no dudes en llamar al RSM Bogarín Contadores Públicos y Consultores.